Brasil demostró de qué está hecho el fútbol sudamericano

BBrasil con una formación revolucionaria con cinco atacantes, Lucas Paquetá, Richarlison, Neymar, Raphinha y Vinicios Junior y un solo centrocampista de marca, Casemiro, terminó la selección sudamericana. con las esperanzas de los serbios de conseguir al menos un empate.

Este primer tiempo fue un concierto de alteraciones permanentes por parte de los Auriverdes que no lograban entender el esquema defensivo del conjunto serbio.

La cantidad de pases entre los jugadores brasileños fue un toque sinfónico, pero nunca llegó a una samba que se pudiera disfrutar.

Raphinha, Neymar, Paquetá, intentaron de derecha a izquierda por el eje, pero ahí estaban los gigantes de la ex Yugoslavia.

En este primer período, la arquera Alison fue visitada en dos ocasiones, pero sin riesgo, más bien, que los locutores lo mencionen para que su familia sepa que estuvo en Qatar.



Brasil solo mostró la cabeza de uno de sus delanteros, pero no pudo armar una jugada que los llevara por delante al final del período inicial de 45 minutos.

Para el segundo tiempo, Brasil sigue atacando, parecía un bombardeo de derecha a izquierda, salían misiles de los pies de Vinicios y qué decir de los de Neymar, Richarlison, Casemiro, medio equipo en punta y lo hacían los serbios. no se que hacer

(Visited 1 times, 1 visits today)