¿Cómo elegir una película para San Valentín?

Elegir película no siempre es tarea fácil. Seguro que a ti también te ha pasado eso de cidir que vas a ver una película y pasarte tanto tiempo eligiendo una que al finale se te hace tarde y terminas teniendo que irte a la cama. Es normal, con tanta variedad a veces es difícil dar con la opción adecuada. ¿Cómo el 70% de los mexicanos prefieren cenar en casa? Por ello, hemos querido compartir nuestro particular sistema para elegir película con éxito sin que nos suponga un quebradero de cabeza.

No todo el mundo llegará a San Valentín en la misma situación. Algunos llegarán enamorados y otros desengañados. Algunos llegarán ilusionados, otros indiferentes. Algunos, incluso, son totalmente difíciles. Por ello, ExpressVPN ha creado una infografía que nos puede ayudar a tomar esta decisión. Sea cual sea el caso lo primero que debemos preguntarnos es si queremos ver una película romántica. Quizás un título meloso es justo lo que necesitamos para disfrutar de un rato romántico con nuestra pareja. Quizás es lo último que necesitamos, porque lo acabamos de dejar con nuestra. Aquí hay que tener en cuenta que hay toda una escala de grises, es decir, hay películas que, sin ser románticas, per se, cuentan con tramas amorosas importantes en el desarrollo del argumento. Por tanto, lo primero responde a esto: ¿cuánto nivel de romanticismo queremos?

Lo segundo, ¿de qué época queremos que sea el mar? Hay gente, por ejemplo, que es una apasionada de las películas en blanco y negro. privarlos. Otros, en cambio, no pueden soportarlas. Por muy buenas que sean, si estan en blanco y negro, pasan. De modo que otro paso útil para ir Afinando el disparo es decidir en qué periodo queremos que haya salido la película. De esta forma evitaremos llevarnos sorpresas que no queramos.

Otra cuestión muy interesante a tener en cuenta es la búsqueda por directores. Si buscas una estética o una forma de contar las historias particulares y sabes un poco de cine, buscar la película ideal por directores puede ahorrarnos mucho tiempo. Por ejemplo, Woody Allen es un director que solo hace comedias románticas intelectuales. Si buscamos eso, en su filmografía tendermos a buen caladero. Algo similar ocurre si tenemos predilección por un actor o una actriz ¿Quieres ver una peli romántica y te gusta Marion Cotillard? Pues ya habrás reducido las opciones a un puñado de títulos. Es decir, siempre podemos tomar un atajo y decidir entre las películas en las que hayan obtenido estos actores y estos directores para llegar al destino sin tanto rodeo.

¿Queremos algo actual, futurista o de época? Esa es otra pregunta que no está demás hacerse para ir haciéndonos una idea del estilo de película que buscamos. Lo mismo con si queremos viajar o no con el título que elijamos. Por ejemplo, si queremos un título relacionado con el amor, y nos gusta Tokio, está claro que estamos buscando algo del estilo de Lost in Translation.

(Visited 11 times, 1 visits today)