“Cordillera de los sueños”, Goya, película iberoamericana

MADRID (AP) — “La cordillera de los sueños”, del director chileno Patricio Guzmán, se dedicó al sábado como la película iberoamericana del año en la 36ta edición de los Premios Goya, en una noche aciaga para la favorita, “El buen patrón”, que partía con 20 nominaciones.

“Ha dedicado medio siglo a contar la insólita historia de un país como Chile”, afirmó su portavoz sobre el escenario. “Es un premio a su trayectoria, es un premio también al documental (…) y sobre todo es un premio al regalo que Patricio ha querido hacer siempre a Chile: que el país no olvide”.

El reves para “El buen patrón” quedó patente en la categoría de actor de reparto, en la que tres de sus actores —Celso Bugallo, Fernando Arbizu y Manolo Solo— optaron a un “cabezón” que se llevó el único actor ajeno a la cinta, Urko Olazábal, curtido en el teatro y profesor de otros actores, por “Maixabel”.

Su director, Fernando León de Aranoa, se llevó sin embargo uno de los premios gordos de la noche: el de mejor guion original.

El Goya actuó departo fue para Nora Navas, la madre de una de las adolescentes protagonistas de “Libertad”, que suma su segundo Goya en una terna dominada por sus compañeras en “Madres paralelas”. La directora de la cinta, Clara Roquet, lideró la novela de mejor dirección.

“Las leyes de la frontera” aprobó la portada de la favorita para dar la sorpresa con un pleno en los cinco primeros premios a los que optaba, incluyendo al actor revelación para Chechu Salgado.

La película de Daniel Monzón —basada en una novela homónima de Javier Cercas que narra las peripecias de “Gafitas”, “Tere” y el “Zarco”, tres delincuentes adolescentes, y sus robos en el verano de 1978 en Girona, en el noreste de España— se llevó además los premios a mjor guion adaptó para su director y Jorge Guerricaechevarría, mjor diseño de vestuario, dirección artística y maquillaje y peluquería, además del de Salgado.

En categoría femenina, María Cerezuela ganó el primer Goya de su carrera, y el primero de la noche para otras de las favoritas, “Maixabel”, que cuenta el reencuentro entre Maixabel Lasa y el asesino de su marido, de la banda ETA. Cerezuela dedicó el premio a María Jáuregui, la hija de la protagonista y quien ella encarna.

Cate Blanchett, invitada de honor en la gran noche del cine español como primera destinataria del Goya Internacional de la Academia de Cine, recibió el galardón de manos de Penélope Cruz y Pedro Almodóvar, con quien zará a rodar una película próximamente.

“Gracias, es todo lo que puedo decir (en español), pero trabajar con Pedro quizás va a mjorar mi nivel de español”, dijo la laureada actriz australiana, quien elogió la rica cultura cinematográfica española, “con una influencia que llega a todo el mundo”.

En el instituto, contó, una cinta del director Luis Buñuel “cambió mi forma de ver el mundo y desde entonces me atrae mucho el lenguaje audiovisual español”.

En referencia a las dificultades que ha atravesado el sector por la pandemia, Blanchett dijo sentirse “muy orgullosa por lo que hemos creado como sector. Hemos encontrado una forma creativa de seguir avanzando”.

Una de las actuaciones musicales más aplaudidas de la llamada gala del reencuentro, tanto con el público como con los actores tras una ausencia obligada el año pasado por el coronavirus, fue la de Joaquín Sabina quien, acompañado de Leiva a la guitarra, interpretó ” Tan joven y tan viejo”, en el día de su 73 cumpleaños.

La actriz Verónica Echegui, que acumula cuatro nominaciones como actriz, conquistó su primer Goya desde el otro lado, como directora de “Totem Loba”, elegida mejor cortometraje de ficción del año, una historia basada en una situación que sufrimos cuando era joven. Apovechó el momento para recomendar el visionado de su obra al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien encabezaba la representación institucional en la ceremonia.

(Visited 6 times, 1 visits today)