Don’t Look Up y la ciencia detrás de la película nominada al Óscar | noticias


Por Sofía Pichihua

La película “Don’t Look Up” es una comedia de ciencia ficción que se basa en supuestos hechos científicos para alertar del fin del mundo. La cinta de Netflix, además, es una sátira de la sociedad global qu’ha logrado una nominación a los premios Óscar 2022. Lo cierto es que, a pesar de la crítica y opiniones divididas, “No miren arriba” ha logrado despertar la curiosidad de los cinéfilos sobre la ciencia. ¿Es posible la extinción global por un cometa gigante? Científicos peruanos responden esta y otras preguntas clave.

¡Cuidado! Esta publicación incluye spoilers de la película “Don’t Look Up”.

El fillme – nominado a Mejor Película en los premios Óscar 2022- retrata la desesperación de la candidata a doctoratado kate dibiasky (Jennifer Lawrence) y su profesor, el Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio), por lo que tomen en serio un mensaje preocupante: una cometa de unos 9 km impactará la Tierra en poco más de seis meses.

Al inicio, NASA toma cartas en el asunto, pero el poder politico hace retroceder los avances de los cientificos. Ni la prensa ni la sociedad -desde las redes sociales- toman en serio la advertencia. Por el contrario, el hecho se convierte en un campaña de desprestigio en medio de un período electoral.

También resultó evidente la ambición económica de la ficticia compañía BASH, referente de las grandes organizaciones tecnológicas, que propone un método tecnológico para evitar la colisión y probar los restos de la cometa. Finalmente, el proyecto es un fracaso y la destrucción de la Tierra es inminente.

¿Todo es ficción en “Don’t Look Up”?

“Don’t Look Up” no pretende enseñar ciencia a nadie, pero no todo es ficción. La doctora Amy Mainzer, investigadora principal del proyecto Explorador de Campo Amplio de Objetos Cercanos a la Tierra (NEOWISE, por sus siglas en inglés) de la NASA, explicó en una entrevista con Netflix que fue ella quien cidió que sería un cometa -en lugar de an asteroid- el que impactaría con la Tierra.

Una de las razones detrás de ello está que los cometas de largo período alcanzan velocidades “increíbles”. “Orbitan alrededor del sol tal vez una vez cada cientos de millones o millas de millones de años, por lo que puedes imaginar que adquirirán mucha velocidad cuando ingresen al sistema solar interior”, aclaró el astrónomo de la NASA.

El cometa de la película fue modelado “muy vagamente” del cometa NEOWISE, que el equipo con el que trabajó descubrió a fines de marzo de 2020. “Hizo su acercamiento más cercano al sol a principios de julio. En otras palabras, simplemente llegó a toda velocidad al sistema solar muy rápido, y eso es muy típico de esta clase de objetos.

Desde aquí, la cometa C/2020 F3 (NEOWISE) fue captada por la Agencia Espacial del Perú – CONIDA desde el Centro Poblado de Cambrune, ubicada aproximadamente a 4500 msnm en el distrito de Carumas, Moquegua, en julio de 2020.

Imagen tomada por astrónomo de la Agencia Espacial del Perú - CONIDA

En su opinión, la película cumple su objetivo y divierte. Tampoco busca alarmar, sino deja un mensaje claro: “En última instancia, si tomamos decisiones que tienen en cuenta la ciencia y están basadas en la ciencia, el resultado no tiene por qué ser malo. ¡Puede ser bueno!”, concluyó.

The Mainzer doctoral también conversó con Jennifer Lawrence, Leonardo DiCaprio y otros actores sobre sus diálogos. Además, podría darles detalles sobre otros temas como el papel de la mujer en la ciencia o lo que está en la “mente de un científico”.

“Tuvimos muchas discusiones sobre la cultura de los científicos y esas luchas que tenemos cuando tratamos de comunicarnos y [no] siempre tenemos éxito en eso”, dijo.

¿Qué tan real es la ciencia de “No miren arriba”?

Tan pronto como una cometa de 9 km (incluso uno de solo 1 km o mucho menos) destruirá definitivamente la vida en nuestro planeta, los científicos consideran que este hecho es muy poco probable.

La vigilancia de los cuerpos celestes -como asteroides o cometas- es una labor permanente de la comunidad internacional. La NASA, a través de su centro de estudios CNEOS (Center for Near Earth Object Studies), se encarga de vigilar los NEO (Near Earth Objects, es decir, objetos cercanos a la Tierra).

Sin embargo, el doctor Nobar Baella, investigador científico y astrónomo del IGP, dijo a la agencia andina que sí hay hechos históricos que describen que ocurriría en una situación de peligro.

Entre ellas destacó lo ocurrido el 30 de junio de 1908. Ese día, una roca espacial de aproximadamente 37 metros de ancho penetró en la atmósfera terrestre y detonó en el cielo liberando energía equivalente al alredor de 185 bombas de Hiroshima, según la NASA. El impacto ocurrió cerca del Río Podkamennaya Tunguska, en Siberia.

En 2007, otro país fue escenario del impacto de un meteoro que ya tenía un cráter en Puno. En un primer momento, los vecinos de la comunidad de Carancas – Desagüadero reportaron lesiones dérmicas, charcos y vómitos, registró el Dr. Baella.
(Visited 26 times, 1 visits today)