El fútbol también se trata de experiencias

Por: Sebastián Lemos, ejecutivo de cuentas de Adobe Experience Cloud

La tecnología ha demostrado sus múltiples aportaciones al mundo del deporte y más concretamente al fútbol, ​​disciplina que despierta la pasión de multitudes. Ya en 2020, en medio de la pandemia y con gente en casa, la tecnología ha permitido un acercamiento virtual que ha ayudado a los clubes a estar cerca de los aficionados. Drones, aficionados virtuales, streaming, realidad virtual e inteligencia artificial dentro y fuera de los estadios son algunos de los recursos que han salvado la distancia entre el fútbol y los aficionados.

Los fanáticos de hoy quieren más, buscan comprar boletos en línea, reservar viajes y alojamiento para partidos, ubicar con precisión a otros asistentes al evento, explorar tiendas digitales, ver estadísticas de jugadores, pautas de entrenamiento y otros detalles del equipo desde su aplicación móvil. Esto seguramente se verá exacerbado durante el desarrollo de la Copa del Mundo, donde la experiencia del usuario ocupará un lugar central y las marcas tendrán que encontrar nuevas formas de interactuar. El fútbol también se trata de experiencias.

Por lo tanto, los equipos y patrocinadores deben aprovechar esta enorme riqueza de información y tecnología disponible para comprender el comportamiento digital de sus usuarios y brindar experiencias ad hoc. Entregar el mensaje correcto en el momento correcto con precisión milimétrica es más importante que nunca y convertirá a los suscriptores en fanáticos apasionados que generarán más negocios y comentarios positivos.

Algunos de nuestros propios ejemplos con dos grandes equipos en la Liga de Campeones pueden mostrar un progreso en esta dirección. Por un lado, el FC Bayern se ha dotado de una solución digital que entrega información exclusiva a sus aficionados gracias a los datos recopilados en cada punto de contacto (online, offline, B2B y B2C). A partir de ahí, se proporciona una vista única y personalizada de cada suscriptor, capaz de entregar contenido individual a través de plataformas y dispositivos, pero también con la capacidad de lograr una personalización a gran escala en tiempo real. Así, los aficionados del club se benefician de ventajas como descuentos en comida y bebida el día del partido, o experiencias de compra inmersivas para los espectadores en casa.

Otro caso personal ocurrió con el Real Madrid. Con base en el comportamiento de los fanáticos y la combinación de múltiples datos, el club pudo experimentar con nuevas formas de contenido, desde videos en vivo en Twitch hasta boletos NFT personalizados y avatares de jugadores súper realistas. De esta forma, la marca pudo crear experiencias digitales inmersivas e impulsar un mayor compromiso con sus fanáticos en todo el mundo.

Todas estas posibilidades aportan ventajas a dos niveles: para los aficionados, con propuestas de valor añadido instantáneas y muy personalizadas; para los clubes, acelerando el crecimiento de su actividad con nuevas fuentes de ingresos. Hace dos años, un estudio de la consultora tecnológica francesa Capgemini indicaba que el 49% de los aficionados al fútbol aumentaba la compra de productos del equipo tras una buena experiencia digital, el 42% aumentaba esta inversión en varias ocasiones, mientras que el 92% aumentaba su gasto online. suscripciones para ver los partidos. La Copa del Mundo puede hacer que esos números aumenten exponencialmente.

Sin duda, el éxito radicará en ofrecer experiencias consistentes, continuas, en tiempo real y personalizadas a escala.

(Visited 1 times, 1 visits today)