Fútbol femenino versus fútbol femenino | Deportes

Tantos años de sofocos al despegar y ahora todo son turbulencias. La orquesta del Titanic ya se escucha de fondo sin apenas haber iniciado el viaje. Es el futuro del azotado fútbol femenino español, que hace cuatro días era una Siberia futbolística y que ahora carcome su primera profesionalidad. Una conquista del tiempo a pesar de los infinitos obstáculos. Óbices tanto por el machismo borreguil, como por la guerra entre la Liga y la Federación, con peleas por el calendario, derechos televisivos, salarios arbitrales… Faltaba otra bala en el pie, la más grave: una revuelta de 15 jugadores internacionales contra el entrenador, Jorge Vilda, y, por extensión, contra el presidente federal, Luis Rubiales. Y todo con taquígrafos y sin reparos. Incluso el fútbol machista, donde abundan los pavos reales y se desbordan las vanidades, no ha sido tan expuesto públicamente. Por supuesto, ha habido certezas y sospechas sobre el liderazgo de los futbolistas sobre los entrenadores. Por ejemplo, y muy conocido, cuando Johan Cruyff consiguió traer de vuelta a Agustín Montal, presidente del Barça en 1976, para derribar a Hennes Weisweiler. “O él o yo”, llegó a decir el holandés al rector del Barça. El alemán resistió durante dos meses. Un mal pase en privado resuelto a favor del que suele salir victorioso: el futbolista.

En el resentimiento de lo femenino, tan vociferado por ambos lados, es un impulso de esgrima que nadie puede vencer. El conflicto se ha llevado a tal punto que habrá cornadas para todos. En el floreciente ascenso de la división de fútbol femenino, el mal de altura provocó una confusión de poderes. Los dirigentes mandan, el entrenador entrena y los futbolistas juegan. Pero todas las áreas están vinculadas al consejo más grande posible. Hoy se acusa a todos de no haber sabido armonizar una mesa redonda. Las jugadoras han tomado protagonismo y dicen alto y claro que el entrenador de Vilda es improvisado. Se refieren a él como un freno porque, dicen, sus métodos obsoletos les impiden progresar. El técnico, a su vez director deportivo, sigue a su familia y en su entorno alude a los indiscutibles éxitos de las categorías inferiores. Pero los futbolistas, en una especie de emancipación generacional, quieren volar más alto. Defienden una contrarreforma porque en menos de un año afrontarán todo un Mundial en Australia y Nueva Zelanda. Los éxitos europeos del Barcelona parecen haber arraigado de tal forma que con España la mayoría se siente rebajada en sus expectativas.

Los jugadores no son soldados de a pie. Deben ser escuchados con la mayor atención, por supuesto. Y el técnico, que no debe ser un títere, debe tomar nota y reflexionar. Al final, el presidente, que no está para la gaita, debe oír, ver, sentir y condenar si el fracaso general impide la armonía. Para colmo, el desafío subyace en un detalle que no es en vano. Ni un solo jugador del Real Madrid firmó la orden. Prevalece el nexo Rubiales-Florentino, con el enemigo Javier Tebas como nexo.

Ahora mismo, Rubiales escolta a Vilda, Vilda apoya a Vilda, y los futbolistas rebeldes dicen pasar factura, oscureciendo un horizonte mundialista. En definitiva, una caducidad colectiva. En un año, Rubiales y Vilda no podrán reconstituir un equipo con garantías para el gran desafío de Oceanía, por mucho que empujen en las categorías inferiores. Los internacionales dejarán pasar una oportunidad extraordinaria en el mejor momento de la carrera de casi todos. Si España se queda en el camino, ambos bandos tendrán coartada y echarán más gasolina. Por ejemplo, desde la valla de los jugadores ya se desliza la pregunta del millón: ¿habría reaccionado de la misma forma la Federación ante un equipo masculino?

Los problemas tenían que resolverse en una sala cerrada y tolerante con todos haciendo su parte. Hoy, todos están marcados para el mal. Justo cuando se necesitaba un consorcio. Justo cuando, por fin, la mujer ya no se contentaba con incursionar en el fútbol. Con los egometros tiro, fútbol femenino contra fútbol femenino.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en FacebookGorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

leer sin limites

(Visited 15 times, 1 visits today)