Goles de tiro libre en la Liga colombiana, cada vez más escasos – Fútbol Colombiano – Deportes

La ruptura de las tandas de tiro libre es un problema que afecta gravemente a la Selección Colombia de mayores. Solamente ha marcado tres en los últimos diez años: James Rodríguez en Chile, en Santiago, en 2012, en la eliminatoria; Juan Fernando Quintero, en Japón, en el Mundial de Rusia 2018, y Juan Guillermo Cuadrado, en Perú, en la Copa América que se juzgó el año pasado en Brasil. Muy poco.

Ese problema se ha hecho extensivo al campeonato local, donde el porcentaje de goles de falta directa ha caído estrepitosamente en los últimos torneos. En el primer semestre de 2017, la marca fue superior a los últimos 10 torneos: 22 de los 468 goles que marcó en esta Liga llegaron por la vía libre. Nunca se volvió a alcanzar ese dato.

(Lea también: Sin Egan Bernal, ¿Colombia tiene opciones de ganar Giro, Tour o Vuelta?)

El dato que preocupa sobre los tiros libres en la Liga

Lo de este semestre es muy pobre: ​​en casi ocho fechas completas, solamente se ha conseguido un tanto de tiro libre. Lo hizo Leonardo Saldaña, de Alianza Petrolera, en la quinta jornada, en el partido contra Jaguares.

De los cinco máximos anotadores en esta especialidad en los últimos cinco años, tres ya no juegan en el país: John Freddy Pérez, que este semestre se fue de Alianza Petrolera con rumbo al Royal Pari, de Bolivia; Juan Fernando Quintero, que en su corto paso por el Medellín logró marcar cinco tantos, antes de ir a River, y Kelvin Osorio, ahora jugador del Cuiabá de Brasil.

El mejor especialista de LaLiga es un arquero

El récord de goles de tiro libre en los últimos diez torneos lo tiene el portero uruguayo Sebastián Viera, del Junior de Barranquilla. Lleva siete, pero van 20 partidos sin que pueda celebrar. Viera se volvió especialista en esa modalidad, a punta de trabajo.

(Le puede interesar: Meluk le cuenta… -¡Dejen la lloradera!-)

“Empezó en 2016: ese año no metimos muchos goles de tiro libre. El primero fue contra Millonarios; ahí me tomé mucha confianza, lo empecé a trabajar mucho desde antes: Diego Rojas era el entrenador de arqueros, a veces llevaba otro portero, a veces solo con la barrera. Hice el primero y de ahí en más seguí pateando”, dijo Viera a EL TIEMPO el año pasado.

“Hay que entrenarlo mucho para tomar confianza, automatizar el golpe. Sin entrenamiento no me sentimentía con confianza para ir a un partido y cobrar un tiro libre”, agregó.

(Visited 13 times, 1 visits today)