Hernán Darío Herrera: perfil del entrenador campeón del fútbol colombiano – Fútbol colombiano – Deportes

Después de 16 años y medio, Hernán Darío Herrera volvió a jugar una final del fútbol colombiano. En 2005 lo consiguió con un club al que dio mucho, el Real Cartagena, al que también ascendió en dos ocasiones.

Ya tiene una larga experiencia como entrenador, siempre discreto, alejado de los focos y las polémicas. Se refugió en las divisiones menores de su equipo del alma, el Atlético Nacional, y en varias ocasiones tuvo que asumir la dirección del equipo profesional de emergencia.

Herrera ganó, ante el Tolima, el esquivo título de Liga, tanto para él, que nunca había podido lograrlo como técnico, como para el club, que no lo conseguía desde el primer semestre de 2017, a las órdenes de Reinaldo Rueda.

(Lea también: Piqué y Shakira: el detestable apodo de la cantante, en el círculo de jugadores)

A sus 64 años, Herrera lo ha dado todo por Nacional: “Como técnico de Nacional creo que soy el más barato de todos y no es solo dinero. Si veo este estadio como ayer, me doy cuenta gratis. Contra los millonarios yo no iba a dirigir, iba a ir a una clínica pero en la noche llegó la hinchada de Nacional y al ver a esta gente cantando en el hotel me quitaron todo”, dijo a Blu Radio. después de obtener el pase. al final.

Así comenzó la relación de Herrera con Nacional

Herrera tiene una relación de casi 50 años con los verdes. Nacido en Angelópolis (Antioquia) el 28 de octubre de 1957, creció en otro municipio de este departamento, Caldas, donde fue descubierto un día cuando la selección de Antioquia iba a jugar un partido amistoso. Ese día, Herrera la descosió.

Poco después llegó a Nacional, aunque siguió viviendo en Caldas, a poco menos de 25 kilómetros de Medellín. En febrero de 1977 debutó con la selección profesional, en un partido amistoso ante Cruzeiro de Brasil, y nunca más dejó el equipo. Unos años antes, seguía los partidos de Nacional por radio, detrás de las hazañas de los argentinos Jorge Hugo Fernández y Tito Gómez.

Durante esos primeros años en Nacional surgió el apodo que lo marcó para siempre, el ‘Arriero’. Lo editó el narrador Jorge Eliécer Campuzano. Además del talento, la calidad para manejar el balón, también se sacrificó para ayudar a marcar. De hecho, Osvaldo Juan Zubeldía, su entrenador, aplicó psicología inversa para motivar a otros jugadores.

“Herrera corrió y ayudó mucho. Y en el Nacional estaba César Cueto que era un jugador extraordinariamente talentoso, que acababa de jugar el Mundial de Argentina 1978, pero que no marcó tanto. Un día, Zubeldía llegó al vestuario en el entretiempo, llamó a Herrera y le dijo “Hernancito, hijo, haz lo que hace Cueto, corre, marca”. Sus compañeros se miraron. Luego, cuando ya estaban de vuelta en la cancha, Zubeldía le puso una mano en el hombro a Herrera y le dijo ‘Es para motivar a Cueto, que ayude’, dijo Campuzano a EL TIEMPO.

Durante su etapa en Nacional, hasta 1984, disputó 354 partidos, marcó 73 goles y ganó un título, el de 1981,
año en el que también fue pieza fundamental en la selección colombiana dirigida por Carlos Salvador Bilardo, que no logró clasificar al Mundial de España, pese a un gran aporte de Herrera, que marcó goles en tres de cuatro partidos.

Nacional, campeón 1981

Formación del Atlético Nacional en 1981, cuando fue campeón. Hernán Darío Herrera es último en la fila de abajo.

América lo compró en 1985 y formó parte del equipo que llegó a tres finales de Copa Libertadores y ganó tres títulos de liga. En 1992 colgó los zapatos y empezó a forjarse como entrenador.

Tras su paso por Real Cartagena, América, Bucaramanga y Pasto, Herrera empezó a trabajar en las divisiones menores de Nacional en 2013. Tuvo que tomar el relevo por una emergencia en 2018, cuando Jorge Almirón, que llegó a Nacional con muchas expectativas, se fue de vacío- repartido: perdió la Superliga ante Millonarios, la final de la Liga-I ante Tolima y quedó eliminado de la Libertadores en octavos de final, eliminado por Atlético Tucumán.

Dirigió 20 partidos y, además de ganar la final de la Copa Colombia ante el Once Caldas, dejó al equipo cerca de la clasificación. Pero, inexplicablemente, los entrenadores cambiaron de entrenador hacia el final de la fase de todos contra todos. Llegó Paulo Autuori y Nacional quedó eliminado en la última fecha, al haber empatado con los ya descendidos Leones.

(Visited 6 times, 1 visits today)