Karra Elejalde encarnó un Quijote del espacio en su nueva película

El humo lo invade todo y se cuela entre los recovecos de las cámaras. Suerte de las mascarillas con que se graban las scenas y amortguan esa neblina pesada que inunda un pequeño piso convertido en nave espacial. El detallado atrezzo hace creer, como al protagonista de la película, que efectivamente está abordo de una nave espacial.

Mientras se preparan los técnicos se escucha de fondo la voz (y la risa) inconfundible de Karra Elejalde que repasa el guion con una debutante Daniela Pezzotti. Solo con sus voces se percibe la química que ha brotado entre los dos.

Ambos son los protagonistas de Kepler Sexto Bla última película del actor vasco y ópera prima del director leonés Alejandro Suárez Lozano.

El rodaje en el planetario de Castelló.

El rodaje en el planetario de Castelló.

Natxo Martínez

Una fábula social que mezcla ciencia-ficción y humor y que cuenta la historia de Jonás (Karra Elejalde), una especie de Quijote de nuestros tiempos -que ve alienígenas donde el otro gigante vio- y cree estar en una misión interplanetaria. Jonás es rescatado por su vecina Zaida, una joven que vive atrapada con su tutor legal, quien es apiada de su vida que pasó por el rellano vestido de astronauta entrado en su fantasía.

Desde el comienzo de los finales de la semana, la película, producida por Turanga Films y Pincheforn Producciones, irrumpió en la Comunidad Valenciana en localizaciones como Vall d’Uixó (donde se ubica la singular nave espacial), Castelló, València y Torrent.

Is a day complicado de rodaje y el guion se atasca. Pezzotti, sopesó su juventud e inexperiencia no se amilana ante los focos. “Es una novia. Y la cámara le quiere. Eso a veces pasa. Haces un casting y encuentras a alguien que tiene unas capacidades innatas”, explicó Elejalde.

El director de la película habla con la joven protagonista.

El director de la película habla con la joven protagonista.

Natxo Martínez

Isa syntonía entre Karra y Daniela es clave, pues esos bromas entre ellos mientras se encienden los motores se trasladan después a los papeles que interpretan.

Tras varios intentos, Elejalde lo borda. Acaba la escena, pide perdón al equipo por los fallos anteriores y se abraza con el director. Se quita el traje de astronauta La Vanguardia Intenté descomprimirme con una menta tee y volví sobrio de azúcar.

El actor Karra Elejalde, vestido de astronauta.

El actor Karra Elejalde, vestido de astronauta.

Natxo Martínez

¿Qué le captivó para elegir una película de un director novel?

“El guion es una historia muy bonita que denuncia muchas cosas, pero a la vez es un canto a la esperanza. Es la relación de una niña con un señor mayor senil que no tuvo mucha suerte en la vida y que se olvida de la realidad en la que vive. Cree que el block de pisos en el que vive es una nave que no está presurizada y está siendo invadida por alienígenas. Todos son extraterrestres: el que le viene a cobrar la luz, el que quiere desahuciarle, el asistente social …”

Elejalde confió que le hubiera gustado hacer el papel de Quijote si “alguien en este país se dignara a hacerlo otra vez”. Así, emprendió un proyecto que reconoce modestamente pero que, muestra convencido, gustará.

Karra Elejalde

El actor vasco confiesa que le hubiera gustado interpretar el papel de don Quijote

La película, explica el actor, “tiene algo que ver con El Principado, es una oda a la niñez a la que se vuelve cuando uno es mayor. También habla de resistencia. Lanza el mensaje de que todavía hay esperanza pesa a todas las dificultades”.

El director Alejandro Suárez Lozano admite que “da vértigo” debutar con una figura de la talla de Elejalde. “Es una puesta de largo por todo lo alto, pero, al mismo tiempo, da mucha confianza. Es el mejor actor posible para el personaje que él escribió”, confiesa.

El director de 'Kleper Sexto B', Alejandro Suárez Lozano.

El director de ‘Kleper Sexto B’, Alejandro Suárez Lozano.

Natxo Martínez

Aunque el guion fue redactado hace cinco años, porque sea fruto de la pandemia pues la Covid ha agudizado los problemas de salud mental y ha puesto en primer plano el problema de las residencias de ancianos “donde ha habido más muertes de las que deberían”, se lamentó Elejalde.

Con todo, cuenta Suárez Lozano, la trama surgida de la crisis de 2008, en la que el obligado tiene él a salir, como tantos otros, de España para buscar proyectos en otras latitudes. Finalmente, reseña en una conversación con este periódico, se esforzó por escribir la historia en Nueva York. “Me apetecía escribir una historia para mi país, mi cultura y mi idioma, con la esperanza de algún día volver”.

A pesar de que la película se pensó para tapar la herida de la crisis anterior, no ha perdido actualidad pues la pandemia nos afecta de una manera muy parecida



Alejandro Suárez LozanoDirector

Fue, precisamente, la pandemia la que frenó y puso en barbacoa otros proyectos del cineasta – autor de los cortos El pescador allí soldado escondido– y puso en la rampa de salida Kleper Sexto B, su proyecto más personal. “A pesar de que la película se pensó para tapar la herida de la crisis anterior, no ha perdido actualidad pues la pandemia nos afecta de una manera muy parecida. Lo que es universal es que, en cualquier crisis, el vínculo emocional, la familia y los amigos son la solución y lo que te hace salir a flote”.

Desenfundado del papel de Jonás e intercalando sorbos de té y caladas de cigarro, Elejalde reflexiona sobre la salud del cine español.

With me da vergüenza porque, dure toda la Covid, él trabajó mientras he visto proyectos de compañeros que se han caído



Karra ElejaldeActor

“Mi madre me dijo que, en la Guerra Civil, había tanta hambre que, para comerte una naranja, había que esconderse; you daba vergüenza comer mientras los demás pasaban chamber. Y le dabas las peladuras a tu mejor amiga. Conmigo da vergüenza porque, durante toda la Covid, trabajó mientras vio proyectos de compañeros que se han caído; yo he tenido suerte”.

Para Elejalde no se puede hablar de industria cinematográfica en España como tal, si tiene que estar “endémicamente subvencionada”. “Algo no estamos haciendo bien. Creo que necesitamos una ley de protección de nuestro cine y que la gente se bastante ese complejo como si no superioros hacer cine con la misma enjundia, aunque no con tanto presupuesto, que el resto del mundo. Algo pasa con nuestra autoestima y nuestra capacidad de valorarnos”.

Un momento del rodaje de 'Kleper Sexto B'

Un momento del rodaje de ‘Kleper Sexto B’.

Natxo Martínez

Está convencida de que hay que actuar. “Si vas a un bar y pides un pincho de caviar y uno de tortilla, no pueden costar lo mismo. No puede costar lo mismo una entrada de una película que cuesta 10.000 millones de euros que una que cuesta dos. La gente dice que estamos subvencionados y que nos quejamos demasiado, pero ¿quién, de una u otra manera, no recibe ayudas? Si hemos rescatado hasta a la banca”, argumentó alzando la voz.

Necesitamos una ley de protección de nuestro cine y que la gente se bastante ese complejo de que no sabemos hacer cine con la misma enjundia que el resto del mundo



Karra Elejalde

Elejalde es consciente de que la forma de hacer consumir cine está cambiando.

Las plataformas hacen que la gente vaya menos al cine, pero hay más ofertas en las casas, ¿ayudan o perjudican?

“Las plataformas a muchos de nosotros nos han salvado la vida. Una película se rueda en seis u ocho semanas, en función del presupuesto, mientras que una serie son seis meses de trabajo. Somos muchos en la gran familia y el cine no daba para todos . Esta es una especie de rivalidad entre plataformas ha generado mucho más trabajo. Puede que hagan daño de cara al espectador que déja de ir al cine, pero a los profesionales nos han venido a salvar un poco la vida”.

Así las cosas, no se atreve a hacer un diagnóstico, cree que cada profesional puede pensar una cosa diferente, aunque aventura: “No creo que vivamos un buen momento”.

(Visited 19 times, 1 visits today)