la otra cara de la pasión

Ser jugador de fútbol en Argentina, ¿sueño o realidad ? La app Libro De Pases afirma que sólo 4 de 100 que se prueban logran su objetivo de quedar en las inferiores.

Desde La Izquierda Diario, mostrararemos, sin marcas ni slogan, el mundo del fútbol desde abajo. Para esto entrevistaremos a personas del ambiente futbolístico que nos cuenten: ¿Cómo es trabajar en el ambiente futbolero en la sociedad de hoy?

En esta ocasión estuvimos conversando con el entrenador de diversos clubes, de distintas divisiones del fútbol local como: Almagro, Barracas Central, o actual ayudante de campo en Atlanta, Adrian Griffo. Él, además, se gana la vida como panadero, en la localidad de Benavidez. En su vida trabajó desde ayudante de albañil, hasta fotógrafo y hoy se junta con nosotros para compartir su visión acerca “el trabajo y el fútbol, el fútbol y el trabajo”.

Adrián Griffo, en pleno trabajo en su panadería de Benavídez
Adrián Griffo, en pleno trabajo en su panadería de Benavídez

Luego de terminar su jornada laboral, en una tarde de viernes de 39° a la sombra, Adrián, cerraba las cortinas del local y atendía con tapa a los últimos clientes. Ya sentados en el bar de enfrente con la compañía de un perro callejero que dormía en el mismo banco de quien ahora escribe, Adrián dándole el primer sorbo a la lágrima que había pedido empezó a hacer girar la pelota…

El Fútbol y el mundo del trabajo…

De arranque yo digo que el fútbol es un trabajo, quizá no es un trabajo como un obrero, un operario, o un albañil, un remisero, un taxista, un quiosquero, un panadero, pero es un trabajo. Es un trabajo mucho mejor remunerado que un operario, porque gana más, y en teoría trabaja menos horas, quizá a veces tiene mala prensa porque se dice es “solo patear una pelotita”, y a veces manejan una presión extra, porque es jugar ante mil personas y que te insulten, que insulten a tu familia, no podes equivocarte, igual en muchos trabajos no te podes equivocar, un médico en una operación tampoco se puede equivocar, y un futbolista si se equivoca no es la muerte de nadie, pero eso de equivocarte a lo mejora vale plata para el club, el enojo de un hincha, lo que sea, que pone en riesgo tu trabajo justamente.

También dependiendo de la categoría, sacando lo que es la primera división, ya lo que es Nacional B, primera B, ni hablar La C y la D, que es aficionado, es amateur, y solo cobran los viáticos. juegan sin un contrato, entonces no son trabajadores legales, es amateur.

Un jugador de la B metropolitana ponele, cobra buen sueldo en relación a las horas que trabaja, pero no te alcanza para vivir. Entonces se ven forzados a hacer alguna otra actividad. Un remis, un kiosco, un almacén, con algún ahorro que pudieron tener, entonces cuando vas bajando de categoría esa segunda actividad te deja salir adelante.

 Adrián en la apertura del local
Adrián en la apertura del local

¿Está sobrevaluado el sueldo de un jugador?

Es una discusión eso. Yo digo que es mucha plata la que ganan los jugadores de élite. Es muchísima plata la que ganan, pero también pienso que si la ganan es porque la generan, ya sea porque si vos jugas bien se acerca una publicidad, si vos jugas bien se acerca una marca deportiva, entonces si bien considero que es mucha La Plata que ganan y es desmedida, también digo que la ganan porque la generan.

Capaz en los años 50’, 60’, un jugador ganaba 3 o 4 veces arriba de un operario (estamos hablando de Boca y River) y estaba muy bien pago, ganaba el triple y laboraba dos horas, y capaz te alquilaban un departamento. Los dirigentes embolsaban como loco, las canchas estaban llenas. Hoy quizá gana un poco más en relación a lo que genera.

Veo que tenés la camiseta de Messi y Maradona, Maradona era una marca… ¿Cómo golpea el ingreso de la publicidad al fútbol?

Sí, hoy sigue siendo una marca El Diego. La publicidad. La televisión, cambió al fútbol. Porque la televisación va de la mano con las marcas. Porque la tele no es que, te paga solo por televisar, porque en cada partido donde también hay muchos aficionados se meten muchas marcas importantes, entonces ahí empieza a cambiar un poco, los jugadores empiezan a tener representantes y el representante empieza a decidir: “este jugador vale tanto por mes”, no es que solo patea una pelota, vale tanto porque vos por él metes una gira, vale tanto porque se acercó tal marca, gracias a este jugador: llenas la cancha, gracias a este jugador, hay otros jugadores que quieren venir a jugar con él y entonces ya reforzas el equipo y peleas un campeonato, obtenes premios, entonces creo que va una cosa de la mano con la otra.

¿Cómo conviven el ser panadero y al mismo tiempo estar en las canchas?

Mira por allá en el 2006, yo ya era técnico, empecé a trabajar en las inferiores de Atlanta, y ya en ese momento se pagaba mal, el monto, y los términos en que te pagan. Entonces te ves obligado a tener otra actividad. No es lo mismo lo que cobra el jugador que el cuerpo técnico. Para nada. De hecho tu trabajo paralelo al futbol es tu sostén. No el fútbol, no es que vos ganas bien en el fútbol, y el trabajo de afuera es para complementar, más en inferiores.

Yo trabajaba en ese momento en verdad en una farmacia, en el laburo ganaba algo así de $2000 pesos y en inferiores $250 como técnico. Es dispar. Tenes que acostumbrarte a convivir con las dos cosas, no tenes tiempo para la familia, aunque yo en ese momento era soltero y te podes dedicar. Lo arrancas de manera muy profesional, pero es difícil porque eso te lleva a no tener tiempo por los dos trabajos, después, a la larga, no podes justamente planificar de manera profesional.

¿Cómo es el día a día con los jugadores?

Siempre dependiendo el club, pero en general, tu primer trabajo es proveer jugadores a primera división. Porque eso para el club es plata. Es así. Para los clubes eso es un negocio. Se ven como mercancías los jugadores.

Yo personalmente siempre me mentalice en que trabajo con personas, personas que juegan al fútbol. Siempre tuve claro que de mil chicos llegan diez. Entonces yo siempre tuve claro que tenía que formar personas… después podes hacerlo bien o mal, pero si un jugador no es formado como persona, llega a primera y después al año está dejando al fútbol porque no se comporta bien. Sos médico (porque a veces no hay médico en los clubes) sos kinesiólogo, sos papá, sos técnico y muchas veces sos psicólogo.

Hay chicos de todo espectro social, hay chicos que viven en un Country y hay chicos que viven en la villa o en barrios populares. Y eso, quizá, es para otro tema, pero hasta eso cambió: antes llegaba el chico de la villa y el del country no, y hoy casi que llega más el del country que el de la villa.

(Visited 7 times, 1 visits today)