La película “a la española” de Eric Rohmer perfecta para este verano




Es agosto, los días se vuelven más lentos, esta densa humedad y este calor abrasador están en el aire, pero todavía hay tiempo para sorpresas. Entre el vasto universo cinematográfico que ofrecen las grandes plataformas, todavía hay espacio para descubrir alguna que otra joya que siempre ha estado cerca y nunca se ha visto. nubes de verano (2003) es uno de esos raros pájaros olvidados, una película, dirigida por un extraño que también es injustamente Felipe Vega, Vale la pena recuperar este verano.

Vega es uno de los autores más personales y atrevidos de nuestro cine. Autor de más de una decena de películas, cortos y documentales, este amante de Eric Rohmer siempre ofrece en sus relatos una apuesta por la inteligencia del espectador, que se sumerge en historias profundas, contadas con un tono ligero. Filmes poblados de personajes entrañables, llenos de espontaneidad y de un equilibrio que siempre invita al placer.

Su brillante debut en 1987 con mientras haya luz le valió el Premio Nuevos Realizadores en el Festival de San Sebastián, una bella e intrigante historia protagonizada Marisa Paredes y Icíar Bollaín, rodada en blanco y negro, que derrochó talento y elegancia. Con una narración depurada, su cadencia por la que el espectador podría deslizarse serenamente, marcaría una huella personal que seguirá cultivando en sus obras posteriores.

Directora de la igualmente exquisita Mujeres en el parque (2006), protagonizada por una joven Barbara Lennie, es un estilo poco transitado en nuestro cine y que encuentra su máxima expresión en nubes de verano (2004), una historia envuelta en un universo cálido, de costa, mar y emociones a flor de piel. Fiel a su pasión por Rohmer, Vega imprime una buena dosis de misterio, silencio y sutileza en este drama.

De qué se trata nubes de verano?

La historia se desarrolla en la Costa Brava. Este es el cuarto año que Ana, Daniel y su hijo Manuel veranean allí, huyendo del calor asfixiante de Madrid. La familia de Ana les deja una hermosa finca cerca de la playa por un mes. Allí conocerán a Marta, una joven que trabaja en la única papelera del pueblo, donde vive con su novio, Tomás, y su primo Robert, dueño de una tienda de antigüedades.

(Visited 6 times, 1 visits today)