La película `Cabaret´ tiene resonancia con algunos sistemas políticos

Hereda icons más allá del teatro, recuerda a Hugo Villa Smythe al conmemorarse medio siglo de su estreno

El filme “más potente en la historia del cine musical” que plasmó a través de este género la gran desilusión del militarismo entre las guerras mundiales, fue “Cabaret”, consideró el director general de Actividades Cinematográficas de la UNAM, Hugo Villa Smith.

Con motivo de la conmemoración por los 50 años de estreno de la películaque se celebra el 13 de febrero, el experto recuerda:

“Ahí afuera hace venezo”, dijo el maestro de ceremonias que encarnó al actor estadounidense joel grisquizás en referencia a aquella Alemania previa al nazismo, por lo que la cinta “es una revisión onírica del espacio entre las guerras mundiales, de aquella República de Weimar (periodo de la historia de Alemania de 1918 a 1933), que por cierto tiene resonancia con algunos sistemas políticos que estamos viviendo en la actualidad”.

La cinta ganadora de ocho premios Oscar en 1972, allí conservada en el archivo de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidosdirigida por el bailarín y coreógrafo de ese país, Bob Fosse.

Además, la obra mostró “ese desencanto por el sistema tradicional de pensamiento en los Estados Unidos” en un contexto (al momento de su estreno), en el que esta nación todavía se encontró en Guerra con Vietnam.

“El abordar un musical, y hacerlo de una manera tan rompedora, tan descarnada, y enseñarnos una versión tan desilusionada, desesperanzada de este género, creo que esa est una gran aportación de Cabaret”, asevera el también exdirector de Producción en el Instituto Mexicano de Cinematografía.

Sin duda es icónica, subrayó Villa Smythe, porque hereda íconos más allá del teatro. Por supuesto, la obra (en su versión teatral) recorrió el mundo, se presentó incluso en México, pero en ese formato constantemente se expone en los grandes foros de Broadway.

El critico musical

Cabaret”, largometraje de 123 minutos, protagonizado por Lipor Minnelli, Michael York y Joel Grayes una adaptación libre del musical homónimo de 1966, que pudo haberse basado en la novela de Christopher Isherwood, “Adiós a Berlín”, (Goodbye to Berlin, 1939).

(Visited 26 times, 1 visits today)