“Madres paralelas”, la nueva película de Pedro Almodóvar | Agencia Paco Urondo

Por Inés Busquets

Dos mujeres se encuentran en una maternidad, con la misma fecha de parto y registradas en la misma habitación. Edades disímiles, Ana es adolescente y Janis de mediana edad.

Incertidumbre y plenitud se cruzan como una suerte de choque donde pares opuestos terminan de complementar en una situación vertiginosa y luminosa a la vez.

Ambas son madres solteras, de clase media y estabilidad económica. En este contexto, la maternidad irrumpe para cambiarles la vida, replantearse los vínculos e indagar en las historias personales. Esta contingencia colmará el resto del film de empatía y sororidad.

Esta relación es la disparadora para abordar el eje de la película: la identidad.

Los antepasados ​​​​de Janis (Penélope Cruz) victim of the franquismo vendrán a recuperar la historia de la Guerra Civil Española y sus injusticias. Entonces la memoria como reconstrucción colectiva impregnará el film de compromiso y conciencia social.

Janis es fotógrafa y la película empieza con un diálogo sobre antropología forense y la apertura de tumbas para el reconocimiento de cuerpos desaparecidos por las fuerzas del Falangismo Español.

Más adelante otra escena entre Janis y Ana (Milena Smit) reforzará la importancia de una historia revisionista que rescata el pasado del país para escuchar el presente y pensar el futuro, sobre todo para las nuevas generaciones.

Con los rasgos de estilo tradicional de las películas Almodovarianas, el director trabajó una fuerte apuesta, una causa pendiente: las consecuencias nefastas de la dictadura franquista.

Penélope Cruz, Milena Smit, Rossy de Palma, Israel Elejalde, Aitana Sánchez-Gijón conforman el elemento icónico de la marca Almodóvar que es un sello ineludible deja las huellas del drama y los interrogantes que van dirimiendo a lo largo del film.

(Visited 32 times, 1 visits today)