Mauricio Molina problema de inteligencia emocional Jarlan Barrera | fútbol colombiano | liga betplay

Tras la salida de Jarlan Barrera del Junior de Barranquilla, anulando la pena máxima en la Copa Conmebol Sudamericana ante el Atlético Paranaense, no se olvida en la hinchada barranquillera, ni en la cabeza del jugador. Luego de eso, y luego de una etapa fallida en Argentina, Jarlan recaló en Atlético Nacional, y cada vez que tiene la oportunidad hace declaraciones envenenadas al equipo que lo entrenó.

Jarlan Barrera debutó profesionalmente con Junior de Barranquilla cuando tenía apenas 18 años. Hay que estar agradecido con el club que lo dejó jugar cinco temporadas y luego mostró su talento en Rosario Central, a pesar de que tuvo pocas oportunidades en el conjunto rosarino. Llegó a Atlético Nacional sumido en dudas, pero conquistó a la afición cada vez que habla de Junior, y, además, le dio la titularidad a Verdolaga en el primer semestre de 2022.

Investigado por mostrarle el escudo al conjunto del Metropolitano Roberto Meléndez en la ida de los cuartos de final de la Copa BetPlay, y por reavivar la llama diciendo que en Barranquilla solo lloraban por perder títulos, siendo él mismo uno de los jugadores que falló una pena máxima fundamental. Tras estas palabras, todos en el fútbol colombiano comenzaron a alzar la voz. Comentarios a favor, y otros en contra de Jarlan Barrera.

Macnelly Torres, ídolo de Nacional y con pasado en Junior lo defendió. Ahora le tocó el turno a un ex Independiente Medellín, rival en el patio trasero de la verde paisa. Mauricio Molina, panelista de ESPN, se refirió al polvorín provocado por Jarlan Barrera y llegó a una conclusión importante al analizar la cabeza del jugador, “es una pena, no sirve, hay un problema grande de inteligencia emocional, y ahí es cuando no saber lidiar con tus emociones y comete un error y el único herido es él. Para valorar a tu afición, para quedar bien ante tu público, no necesitas desacreditar a otro club que te dio la oportunidad de abandonar.

A su vez, destacó el tema de Jarlan Barrera y sus declaraciones incendiarias como una necesidad de madurar, pero el sobrino de Carlos Alberto el ‘Pibe’ Valderrama no supo entenderlo, ‘aprendemos con madurez, siendo agradecidos con cada uno de los clubes que haberles dado la oportunidad de trabajar, no es negociable, aprendamos a valorarlo. Jarlan no es simpático con un club que le dio la oportunidad de nacer en el fútbol, ​​por muchas situaciones que pasaron, que cuando lo maltratan o lo cabrean hay que tratar de solucionarlo políticamente, y políticamente no lo fue. correcto.

(Visited 5 times, 1 visits today)