Qué nos gustaría ver en Bioshock, la película que prepara Netflix

Seguramente no estamos exagerando demasiado si decimos que en una encuesta rápida sobre los mejores juegos de los últimos 20 años, bioshock saldría elegido probablemente sin dudas. Lanzado en 2007, pasó un año y un año después de muchos jugadores y rápidamente mostró la atención y el interés de todos los estudios de cine, lo que lo llevaría a un enorme potencial, pero todos los pantalones de PC, PS3 o Xbox 360.

Netflix tiene carga de Bioshock

Tras muchas intenciones por llevar a la gran pantalla la historia del juego de 2K Games, por fin Netflix ha cogido el toro por los cuernos y se ha hecho con unos derechos que andaban de mano en mano Durante los últimos 15 años. No en vano, en pleno apogeo de las películas de piratas del caribe, su director, Gore Verbinski, quiso ser el responsable de la adaptación, pero problemas de presupuesto tiraron por tierra cualquier intento del norteamericano.

Pero ahí no quedaron las cosas: en 2012, bioshock volvió a la actualidad gracias a otro proyecto, esta vez dirigido por el español Juan Carlos Fresnadillo pero que también fracasó, dejando entrever que a la hora de elegir cómo se adaptaría Rapture a la gran pantalla existieron desavenencias de concepto entre los implicados. Seguramente por imposiciones de 2K Games que, como parte de Take Two, son de las compañías de videojuegos que más tienden a ser estrictas con sus franquicias.

(Visited 8 times, 1 visits today)