Razones para revisitar la icónica película de Almodóvar antes de los Premios Goya

Mañana tendrá lugar la 36º edición de los Premios Goya, la mayor celebración del cine español, por lo que es el mayor momento para record algunas de las grandes películas de nuestro país que se han llevado el preciado galardón. ¿Qué figura más para representar la magnitud del cine español que el histórico Pedro Almodóvar? ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ es un buen visionado para abrir el apetito y está disponible en Netflix.

‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988), supuso un antes y un después en la carrera del cineasta manchego, y por ende, en todo el panorama cinematográfico español. La historia arranca con Pepa, a quien da vida una fantastica carmen mauraque interpreta a una actriz de doblaje que tiene una relación con Iván, su compañero de profesión.



La vida de Pepa da un vuelco cuando Iván decide renunciar arrepentido, pidiéndole además que le prepare una maleta con sus cosas para que vaya a recogerla a la casa que comparten. Mientras Pepa, hundida, instituyó ponerse en contacto con Iván, irán llegando a casa una serie de extravagantes personajes con los que Pepa vivirá en una situación surrealista tras otra.

Así arranca esta obra mayor en la filmografía de Pedro Almodóvar, que no es decir poco. El director nacido en Calzada de Calatrava se haconvertido, con el permiso de auténticas leyendas como Luis Buñuel o Luis García Berlangaen el cineasta más reconocido y laureado de nuestro país.

‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ fue la película que Confirma a Almodóvar como nuevo gran número del cine españolconsiguiendo no solo su primera nominación al Goya al mejor director (con Madres paralelas ya lleva 10) y el premio gordo a la mejor película, sino también un extraordinario exito internacionalcoronado con sendas nominaciones a la mayor película extranjera en los Globos de Oro y los Oscar.

Una nueva etapa para el manchego

Almodóvar comienza con esta obra una nueva etapa en su carrera, pero con la experimentación que caracteriza a películas anteriores como ‘Laberinto de pasiones’ (1982) o ‘¿Qué he hecho yo para merecer esto!’ (1984)con gran influencia del cine basura de John Waters (‘Flamencos rosas’).

En esta cinta el director se centra en el perfeccionamiento formal de su obra, presentando una comedia de enredos con mucho humor negro y un ritmo endiablado, pero con una estética refinada como un melodrama del Hollywood clásico. En este aspecto, Mujeres al borde de un ataque de nervios fue la película en la que Almodóvar comenzó a definir su estilomezclando una cuidadísima puesta en escena con una fuerte presencia de los colores, con personajes y momentos surrealistas que parecen sacados de un cómic bajo tierra.

Carmen Maura y las chicas Almodóvar

Qué sería del cine sin los actores protagonistas, los cuerpos y las caras reconocibles. Y qué sería de Almodóvar sin sus chicas de oro, como lo fue en su día Carmen Maura, uno de los puntos fuertes de la obra. El cinemasta español ya había demostrado ser un maestro en la dirección de actores, aunque en sus primeras películas la exageración y la excentricidad llegaban a opacar las actuaciones. En ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ encontramos una sucesión de personajes que, pesando sobre la exageración en busca de la sátira, están muy bien construidos y se presentan al espectador con la suficiente verosimilitud como para interesarnos por ellos, lo que acerca al el cine del manchego tiene un número masivo de espectadores.

Carmen Maura, protagonista absoluta, ofrece una de las mejores interpretaciones de su carrera poniéndose en la piel de Pepa, consiguiendo que nos sintamos parte del drama en su historia, a la vez que nos saca una carcajada tras otra. La acompañan a plantel de secundarios entre los que destacan un joven Antonio Banderas, dando vida al despistado hijo de Iván o María Barranco como Candela, la amiga de Pepa que ha visto envuelta con una terrorista chiita.

historia del cine espanol

Todos estos ingredientes dieron forma a una de las películas más exitosas y queridas de nuestro cine en la década de los 80que amplió los horizontes de un cineasta irrepetible, abriéndole las puertas del mercado internacional.

Pedro Almodóvar ya nos había regalado verdaderos clásicos anteriormente, pero aquí encontró el estilo que marcaría su carrera posterior, lo que convierte a ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ en una película perfecta para ver en sesión doble junto a otras películas del director como ¡Átame! (1989), con la que comparte una estética similar junto al protagonismo de Banderas; Oh Volver (2006)que supone igualmente el trato de una mujer llena de personalidad enfrentada à una situación límite.

(Visited 10 times, 1 visits today)