Reseña de “La peor persona del mundo”, la película noruega nominada al Oscar

domingo 20 de febrero de 2022

Con algún punto de contacto con amélie (2001) pero atravesada por una oscura irreverencia, La peor persona del mundo (La peor persona del mundo, 2021) será la trilogía de Oslo. Si la película de Jean-Pierre Jeunet reafirmó la fábula, la de Joachim Trier la tritura para reubicar en la realidad supo protagonista. Ambas hablan de las expectativas amorosas y profesionales de una mujer de treinta años.

Julie (Renate Reinsve) es un personaje errático que constantemente rechaza su mandato social para buscar su propio camino. Así cambia de carrera y con ella, de submundo y tipos de hombres con los cuales relacionarse. En su incursión en la fotografía se superó con Aksel (Anders Danielsen Lie), un célebre historietista varios años mayor, con quien encuentra un equilibrio emocional. Pero ella, en plena crisis de los treinta siente una enorme atracción por Eivind (Herbert Nordrum). Entre conservar su estabilidad o patear nuevamente el tablero deambula su decisión existencial.

La peor persona del mundo, título que remite al sentimiento de culpa que la protagonista tiene sobre si mismo, juega con los límites sociales constantemente como se muestra en la escena acerca de que se considera una “traición amorosa” y qué no. Con el mismo énfasis la película experimenta con el lenguaje cinematográfico en sus 12 capítulos con prólogo y epílogo subtitulados. Una declaración consciente de que no derriba jamás el poder del film por transmitir emociones en cada momento. La película emociona, roba sonrisas y nos hace empatizar con los personajes en todo momento.

(Visited 22 times, 1 visits today)